Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. 

2020 ABRIL - ENTREMOS CON EL SEÑOR EN LA SEMANA SANTA

ENTREMOS CON EL SEÑOR EN LA SEMANA SANTA[1]

(Domingo de Ramos)

            Queridos diocesanos:

            Hoy, “Domingo de Ramos en la Pasión del Señor” como lo titula la liturgia del día, la Iglesia ha convocado siempre a sus hijos para entrar en la semana central del calendario cristiano y celebrar, en el arco de ocho días, los acontecimientos finales de la vida terrena de nuestro Salvador y redentor Jesucristo. Este año, sin embargo, las circunstancias que estamos viviendo acerca del peligro que supone el coronavirus (COVID-19) para toda la población, han provocado primero la supresión de las procesiones de Semana Santa y, posteriormente, las celebraciones litúrgicas en las iglesias. Por este motivo, permitidme invitaros a entrar de otro modo en la conmemoración de la pasión, muerte y resurrección del Señor. Estos acontecimientos se hacen presentes en la memoria viva de la Iglesia y, especialmente con su eficacia santificadora, en los sacramentos (cf. SC 7).

            Nos encontramos, pues, en la recta final de la Cuaresma que desemboca en el sagrado “Triduo pascual de Jesucristo, muerto, sepultado y resucitado”, finalizando la Cuaresma que, si la hemos observado como desea y propone la Iglesia, ha preparado nuestro espíritu para celebrar y revivir en nosotros “los sentimientos propios de Cristo Jesús” que aun “siendo de condición divina…  no retuvo ávidamente el ser igual a Dios; al contrario, se despojó de sí mismo tomando la condición de esclavo… hecho semejante a los hombres. Y así… se humilló a sí mismo, hecho obediente hasta la muerte, y una muerte de cruz” (Fl 2,5-8).

            En estas breves pero impresionantes frases de san Pablo se condensa el significado y el alcance de lo que nos disponemos a celebrar en los días de la Semana Santa. La tradición cristiana ha forjado con el paso del tiempo unas formas de expresión y de participación religiosa verdaderamente admirables hasta el punto de confundirse con nuestra propia identidad como pueblo.

           Jesucristo, el Rey Mesías viene de nuevo a nuestras vidas para sufrir la pasión y resucitar glorioso. Pero nosotros debemos entrar con Él en la pasión que vamos a celebrar, de manera que todo lo que somos y tenemos, todo lo que hacemos y padecemos cada uno, hemos de integrarlo en los acontecimientos de salvación que nos disponemos a celebrar, a fin de que nuestra existencia sea purificada y renovada por Jesucristo con la fuerza de su Espíritu por ministerio de la Iglesia. La pasión de Cristo es la mayor prueba de amor que puede darse pues, como afirma el evangelista san Juan, tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Unigénito, para que todo el que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna (Jn 3,16).

+Julián, Obispo de León

[1] Página web de la diócesis (5 de abril de 2020).

Diócesis de León - Plaza de Regla, 7 - 24003 León (España)
Telf: 987 21 96 80 - Fax Secret.: 987 26 06 65

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. // administracionEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.