Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. 

XIII Jornada Diocesana del Diaconado Permanente

La Diócesis celebra la XIII Jornada del Diaconado Permanente desde el lema 'Sembradores de la Caridad y la Palabra'

León, 13 de mayo de 2022

2022 Cartel JorDiaconadoPerLa Diócesis de León celebrará este próximo domingo día 15 de mayo, V Domingo de Pascua, la XIII Jornada Diocesana del Diaconado Permanente con el lema “Sembradores de la Caridad y la Palabra”. Tras la edición del año pasado, en la que tras los efectos del confinamiento por causa de la pandemia y la consiguiente suspensión de todos los actos en 2020 ya fue posible recuperar oración y colectas especiales en todas las parroquias, este año se volverá a celebrar esta jornada para “tener presentes a los diáconos, una vocación y un ministerio en la Iglesia, que en esta Jornada nos ofrece una oportunidad para conocer más de cerca y para que pidamos que Dios nos bendiga con vocaciones para ejercer este ministerio” ha asegurado José Sánchez, integrante de la Comisión Diocesana para el Diaconado Permanente, quien subraya que “coincide esta Jornada con la fiesta de San Isidro Labrador, el labrador siembra y los diáconos también siembran, son sembradores en la Iglesia de las semillas de la Caridad y la Palabra”.

GRADO DEL MINISTERIO ORDENADO

En la actualidad, según informa la Comisión Diocesana para el Diaconado Permanente, en la Iglesia de León son cinco los diáconos permanentes al servicio de la Diócesis que desarrollan “una importante labor pastoral”, mientras otros cinco candidatos se encuentran en el proceso de formación, dos de los cuales ya han recibido el rito de admisión a la órdenes, mientras otros dos ya ha sido instituidos en los ministerios del lectorado y del acolitado.

El objetivo de esta Jornada es dar a conocer la figura del diácono permanente como un grado propio del Ministerio ordenado que configura a quien lo recibe como “servidor de la comunidad cristiana, habilitado para llevar adelante tareas pastorales que el obispo le encomiende, en comunión con él y con los presbíteros y consagrados, y en estrecha conexión con los seglares comprometidos en la Iglesia”.

La vocación al diaconado permanente permite a cristianos varones, solteros a partir de los 25 años, o casados a partir de los 35 años y con cinco años de matrimonio que sientan la llamada de Dios, iniciar un periodo de discernimiento tras la presentación como candidato por parte de su párroco al obispo. Superado favorablemente este tiempo de reflexión el candidato al diaconado podrá ser admitido a los ministerios e iniciará un tiempo de formación en estudios superiores eclesiásticos de tres cursos, que concluirá con un periodo de práctica pastoral antes de culminar con la ordenación diaconal.

DIACONADO Y SÍNODO

El Concilio Vaticano II decidió la instauración del Diaconado Permanente, con gran arraigo en la Iglesia primitiva, como un grado propio del Ministerio ordenado y en el año 1997, por iniciativa del entonces obispo Antonio Vilaplana, a partir de una de las propuestas surgidas en el Sínodo 1993-1995, en la Diócesis de León se reinstauró la figura del diácono permanente y ese mismo año recibió la ordenación diaconal el primer integrante del diaconado permanente de la Diócesis, Francisco Viñuela, que este año celebrará su bodas de oro diaconales y que está adscrito a la Parroquia de San Julián Alfredo. Ya en el año 2010, por iniciativa del obispo Julián López, la Diócesis decidió impulsar este Ministerio ordenado con la puesta en marcha del Plan Básico de Formación para el Diaconado Permanente, con un periodo de estudios de cinco años para la formación humana, espiritual y teológica y para la práctica pastoral, que ya han completado los cinco diáconos permanentes que se han ordenado entre los años 2015 a 2018 y que en estos momentos desarrollan su ministerio en la Unidades Pastorales de Garrafe de Torío, Sena de Luna y Sahagún.

El diácono ordenado asume las misiones que la Iglesia le encomienda. Así, al servicio de la Palabra de Dios anima la catequesis; promueve y sostiene actividades apostólicas con laicos, particularmente en el ámbito familiar; y preside la celebración de la Palabra. Al servicio de la Eucaristía y de los sacramentos el diácono asiste, durante las celebraciones litúrgicas, al obispo y al presbítero; preside las celebraciones del bautismo, matrimonio, exequias, Liturgia de las Horas, exposición eucarística…; distribuye la Eucaristía, en la misa o fuera de ella, y lleva la comunión a los enfermos y el viático a los moribundos. Y al servicio de la caridad y de la comunidad eclesial el diácono anima el servicio caritativo, preocupándose por los más pobres y marginados; atiende la pastoral de enfermos, ancianos y todo tipo de obras asistenciales; y sirve a la comunión junto al Obispo, a los presbíteros y a los laicos y consagrados.

Diócesis de León - Plaza de Regla, 7 - 24003 León (España)
Telefono Centralita: 987 21 96 80

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. // administracionEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

youtube   twitter