Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. 

Apertura Ciclo Formación Permanente 2021-22

El Ciclo de Formación Permanente inicia el nuevo curso con nuevo equipo y con dieciséis sesiones que se centrarán en las claves del Sínodo

El obispo remarca la importancia de las sesiones de los lunes en el Seminario para “fomentar la renovación” del presbiterio “desde el equipo que acompaña al clero” en una “formación que tiene que ser toda la vida”

León, 8 de noviembre de 2021

Formación Per 21 22 1Con una sesión de presentación del nuevo equipo encargado de coordinar la actividad del ‘Ciclo de Formación Permanente del Clero’ se ponía en marcha hoy lunes esta iniciativa diocesana en el salón de actos del Seminario Mayor. Una cita ya clásica ésta de los lunes en el salón de actos de Seminario, con cuarenta cursos de andadura en la Diócesis de León, programada pensando en todos los integrantes del clero diocesano, pero también abierta a cualquier fiel laico interesad0 en seguir de cerca cuestiones claves de la vida de la Iglesia, que además a lo largo de este curso también incluirá las tradicionales jornadas de convivencia del clero por sectores de edad y que podría incorporar otras fórmulas de actividad que permitan acercar ese objetivo de la formación “que tiene que ser para toda la vida” como subrayó el obispo de León, el padre Luis Ángel de las Heras.

"TODA LA VIDA"

Tras haber entonado el canto del “Veni Creator Spiritus” e invocado al Espíritu Santo con una oración de San Isidoro, Don Luis Ángel fue el encargado de dar la bienvenida a todos los participantes a esta sesión inaugural del Ciclo de Formación Permanente del Clero y subrayó que esta iniciativa se enmarca en las prioridades de la nueva ‘Ratio Fundamentalis Ordenationis Sacerdotalis’ como impulso para “eso que ya se planteó en el Concilio Vaticano II, la renovación de los sacerdotes, la superación del clericalismo, y desde esa realidad de que debemos renovarnos, además de estos encuentros y conferencias, también implica un acompañamiento que se hace desde un equipo que aquí acompaña al clero, para llegar al corazón y transformar nuestras vidas”. “La formación no se reduce a unos pocos años de seminario, es para toda la vida” aseguró el obispo de León “y por eso tiene que ser una responsabilidad continua que hay que cuidar para que sea adecuada, como dice el Papa Francisco, una experiencia de discipulado permanente que acerca a Cristo y permite identificarse cada vez más a él, y por ello la formación nunca tiene un final, acompaña toda la vida del ministro ordenado y se refiere a su persona y a su ministerio".

Formación Per 21 22 3Por parte del equipo coordinador del Ciclo de Formación Permanente intervino el sacerdote y profesor Juan Carlos Fernández Menes, quien ofreció una meditación sobre la importancia de la ‘formación permanente’ que partió del aliento desde el “deseo de no morir en vida y mantener una actitud continua de búsqueda y por eso necesitamos poner en hora de manera continuada nuestra mente y corazón en esta sociedad tan compleja que nos ha tocado en suerte, para profundizar más en la Palabra de Dios, en nuestra vocación y misión, en nuestra pastoral, en los caminos que empleamos para difundir la Buena Noticia y en nuestra vida comunitaria”. Desde ese mensaje de ánimo para afrontar la tarea de la formación permanente Juan Carlos Fernández Menes insistió en que “un sacerdote es siempre un discípulo” y en ese ámbito señaló que la “formación sacerdotal es exigencia permanente, desde la distinción en la formación para el sacerdocio y la formación en el sacerdocio, ambas en clave de experiencia discipular”.

RENOVACIÓN DE LA VIDA Y EL MINISTERIO

Los principios teológicos de la formación sacerdotal son elementos fundamentales para “que los sacerdotes no olvidemos nuestra condición de discípulos, llamados a representar a Cristo cabeza con la autoridad apostólica ante la comunidad cristianas, no hay que perder de vista que somos discípulos que caminan con otros discípulos detrás del Señor” afirmó Juan Carlos Fernández Menes para indicar que “la formación permanente es la expresión de la llamada de Cristo que acompaña durante toda la vida y que ha de ser acogida con toda fidelidad en un proceso de continua conversión, desde una profunda unidad sobre la base de ese ser discípulo, y por eso no tiene que ver con una mera actualización porque aquí se juega la posibilidad de la renovación de la vida y el ministerio de los presbíteros porque si no trabajamos sobre esta dimensión personal de la vocación todo serán cambios superficiales que no afectarán a nuestra vida sacerdotal”. La formación humana, según señaló Fernández Menes, es fundamental en el momento presente para ganar “en sensibilidad, conocimiento y cercanía fraterna con nuestros hermanos”, a la que se suman otras dimensiones de la formación “para y en el sacerdocio” desde la perspectiva espiritual, intelectual y pastoral.

Formación Per 21 22 2

SESIONES DE TRABAJO LOS LUNES

Tras apelar el “compromiso personal por la formación”, Juan Carlos Fernández Menes avanzó en esta sesión de apertura todo el programa de este curso “en una Diócesis donde se ha hecho un esfuerzo enorme para hacer posible esta formación permanente y donde hay que afrontar el problema de esa participación pasiva para generar un debate real y verdadero”, un programa con dieciséis sesiones de trabajo los lunes hasta el próximo 9 de mayo, clausura que coincidirá con la celebración de la fiesta de San Juan de Ávila, patrono del clero secular español. Este programa va a estar marcado por los aspectos del Sínodo que ya se encuentra en marcha en la fase diocesana, ‘Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión’, y ya en la sesión del próximo lunes día 15 está prevista la intervención del profesor del Instituto Teológico Compostelano Francisco Buide del Real, quien disertará sobre el tema “Una Iglesia «Semper reformanda»” para ofrecer un acercamiento a esa realidad que avanzó Juan Carlos Fernández Menes cuando indicó que “la historia de la Iglesia y de la Teología nos recuerda y nos hace ver que la Iglesia ha estado siempre en permanente reforma y que alguna de las reformas, aunque las olvidemos, siguen marcando la vida de la Iglesia a día de hoy”.

Formación Per 21 22 5

Formación Per 21 22 4

Diócesis de León - Plaza de Regla, 7 - 24003 León (España)
Telefono Centralita: 987 21 96 80

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. // administracionEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

youtube   twitter